Website Ribbon

 

Auspicia:
Secretaría de Cultura
y Educación de la Municipalidad de Rosario
(Res.332/06)

 

Servicios

Efemérides
Webmail.
Linkeanos

Nosotros...

Diseño + Contenidos:
E. A. Quagliano
Soporte PHP:
G. Quagliano

Agregue este sitio a sus favoritos
Recomiende nuestro sitio
Save to del.icio.us

¿Desea publicitar en este sitio? Escríbanos aquí

 

 

 

No somos responsables por los contenidos de los sitios externos sugeridos. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

Creative Commons License


Estadísticas


Rosario, domingo 25 de junio de 2017

 

Google

 

En la Web

En Tecnologia para todos

Guía de navegantes

 Volver al índice
Imprimir


Jueves 26 de julio de 2007

Exploran rutas alternativas para enfrentar a la piratería

Las discográficas buscan revalorizar los originales con promociones y regalos. El sector del software apuesta a la concientización.

"Intentar reprimir un fenómeno social, como lo es la libre difusión de la música por Internet, es inútil. Es una respuesta antigua, de viejos que no entienden de nuevas tecnologías, a un problema de mercadeo actual."

El autor de la frase es el compositor y productor musical Daniel Melero, quien a contrapelo de la industria discográfica, dice –provocativamente– que la piratería no representa una amenaza a su actividad. Por el contrario, este artista está convencido de que la mejor manera de derrotarla es reconvertir los negocios y buscar formas alternativas de difusión y comercialización de contenidos.

Un debate parecido toma cuerpo entre las empresas de software y las editoras de video. Es sabido que copiar una obra sin permiso es un delito penal, ya que viola la Ley de Propiedad Intelectual. Las denuncias crecen cada año, pero los índices de piratería, según reconocen las propias compañías, no bajan. Las cámaras empresarias estiman que el 60% de la música, el 70% de los videos y cerca del 75 %de los programas informáticos que circulan son truchos.

¿Cuál es la salida?

Es lo que muchos se preguntan, teniendo en cuenta que a través de Internet es posible conseguir cualquier cosa. Y encima, gratis. Los entendidos, para graficar la envergadura del desafío, recalcan además que los contenidos de las copias falsificadas suelen ser idénticos a los originales. ¿Cómo resolver semejante dilema?

En la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), que representa a la industria musical, sostienen que todas las acciones antipiratería hoy son pruebas de laboratorio. "Creo que hay que comprender las nuevas tendencias con respecto al acceso de bienes. Cuando saquemos ese ADN vamos a poder encarar una acción que se pretenda exitosa", admite su director, Javier Delupí.

La CAPIF, el año pasado, realizó 750 acciones judiciales. Sin embargo, Delupí sostiene que la solución de fondo pasa por otro lado: "Hay que probar modelos de negocio que satisfagan al consumidor", dice.

Al igual que muchos otros, el ejecutivo entiende que la batalla tiene una lógica de mercado: la intención es otorgarle al disco original más valor agregado para diferenciarlo del disco trucho. Entradas a recitales, material inédito de ensayos, posters o descargas gratuitas, son recursos válidos y difíciles de reproducir ilegalmente.

Convencido de que el negocio de las disquerías se debería reconvertir, Pablo Morales, director de Musimundo, la principal cadena de música local, afirma que para evitar las falsificaciones hay que encarar acciones simultáneas, sin descartar la vía juicial. Pero cree que estas acciones deben encararse sólo contra quienes lucran ilegalmente.

A juicio de Morales, "una buena herramienta es la baja de precios. Los estudios demuestran que cuanto más caro es un producto, más alto es el índice de piratería". Delupí, alarmado, retruca: "Con ese criterio, la piratería de perfumes caros debería ser altísima. Son cosas mucho más complejas, cualquier análisis de regla de tres simple no funciona".

En otras partes del mundo, como EE.UU.y Europa, gana terreno la descarga de temas por la Web. Pero ese escenario, en la Argentina, parece bastante lejano por el bajo nivel de penetración de la banda ancha.

En el país hay cerca de 1,6 millón de usuarios, según datos de Cisco System, es decir, poco más de cuatro cuentas por cada 100 habitantes. Lo que sí funciona es el negocio de los ringtones para celulares, ya que la telefonía móvil cuenta hoy con 35 millones de usuarios.

Comercio de bandas

Toing, una de las firmas líderes del rubro, que facturó $24 millones en 2006, registró en marzo de este año cerca de 1,4 millón de descargas pagas de canciones y wallpapers. Su CEO, Fabián de la Rúa, cuenta que hace dos semanas ya funciona un portal exclusivo para que grupos locales desconocidos puedan comercializar sus propios contenidos. "Ya tenemos 190 bandas registradas, que percibirán un 10% de las ventas.

Es un modelo de negocios del tipo MySpace ", aseguró. Los productores de software enfrentan el problema desde otro ángulo. Marcelo Monteros, de Software Legal, dice que apuestan a concientizar acerca de la importancia del uso de programas originales. "La campaña tiene tiempos más largos, es un trabajo a varios años ", comenta.

De todos modos, la directiva afirma que ya obtuvieron resultados, sin dejar de destacar los índices alarmantes de falsificaciones. Un estudio de IDC indica que por primera vez en cinco años el índice de piratería bajó un 2 por ciento.

Fuente: iEco.com.ar


 


Comentar esta noticia

Este espacio está pensado para que nuestros lectores dejen sus aportes, comentarios y opiniones. Nuestra devolución será publicada en este mismo espacio. No responderemos vía mail, salvo aquellas consultas ingresadas por medio de nuestro Formulario en la sección "Contacto". Gracias.
Nombre
E-mail
Comentario


Escriba el código que ve en la imagen: 
 


Comentarios

No hay comentarios aun para esta noticia.

Arriba